Una locura por el ramen se ha apoderado de Chile, como se ve en los numerosos restaurantes que sirven estos deliciosos fideos en un caldo delicioso que brota en Santiago. Pero ¿alguna vez te has preguntado qué es lo que hace que el ramen valga la pena? Aquí hay 8 cosas que debes saber sobre la sabrosa comida japonesa.

1. Hay un museo de ramen en Japón!

Sí, así de tanto es como los japoneses aman a sus ramen. Los hardcore ramen-lovers pueden visitar el primer parque de diversiones con temática gastronómica del mundo, el Shin-Yokohama Ramen Museum en Yokohama, Japón. Su objetivo es ser el lugar donde puede disfrutar de todos los sabores de ramen de tiendas de renombre en todo Japón.

2. Comienza con el caldo

El caldo de ramen se hace generalmente a partir de una mezcla de dos caldos, lo que lo convierte en una de las sopas más complejas del mundo. Si bien el caldo más popular es el tonkotsu, o sopa de hueso de cerdo, hay casas de ramen como la Tsuta con estrella Michelin que usan una versión más ligera y refrescante hecha de tres tipos de almejas asari, pescado Bonito japonés importado y pollos enteros. Las opciones comunes de caldo incluyen shoyu (a base de salsa de soja), shio (a base de sal) y miso.

Así que antes de sumergirse en los fideos, primero toma unos sorbos del caldo para probar la diferencia. Sólo sé cuidadoso que un buen ramen tiene el caldo bien caliente.

3. Los men* hacen el raMEN  (men = fideos)

La calidad de los fideos hace o rompe un bowl de ramen. Típicamente largas y elásticas, desde entonces han existido innumerables variedades, que varían desde delgada y recta hasta gruesa y ondulada. Los fideos se elaboran a partir de harinas especialmente seleccionadas, combinadas hasta lograr la textura perfecta. Se sabe que los japoneses son fanáticos de sus propios productos, así que los chefs de ramen ponen suma dedicación y cuidado en al elaboración de los fideos o men.

4. Come el ramen con palillos

Para una experiencia de ramen auténtica, siempre usa los palillos disponibles en tu mesa. Normalmente los sostienes con la mano derecha y con la otra mano, la cuchara para sorber el caldo de la mano izquierda. También está bien tomar la sopa directamente del tazón, ya que demuestra que realmente está disfrutando de tu ramen.

5. Esta bien sorber el ramen

 

Si estás preocupado por quemarte la lengua, sorber ayudará a enfriar los fideos, teniendo el mismo efecto que estar soplando al plato. En Japón, sorber ramen no se considera grosero, sino un cumplido para el chef y en un restaurante de ramen, nadie se molestaría por que lo hagas.

6. Vuélvete loco con los toppings

Usted tiene muchas opciones cuando se trata de aderezos para acompañar los fideos y el caldo de su elección. Los más comunes incluyen char siu (rebanadas grasas de cerdo asado o estofado), menma (brotes de bambú conservados), negi (puerros picados / rayados o cebollas verdes), moyashi (brotes de frijol), Ajitama (huevos marinados con sabor), algas marinas y Maíz y mantequilla, que a menudo se sirven en miso o shio ramen.

7. Los acompañamientos completan tu experiencia de ramen

El ramen es un plato independiente, a menudo la opción de almuerzo para algunos, pero muchas restaurantes también sirven una selección de platos de acompañamiento para complementarlo. Los lados habituales incluyen el arroz (blanco o frito) y la gyoza (empanadillas a la plancha), kimchi, que también se puede tomar con bebidas como cerveza helada.